En esta ocasión desde Nuami os queremos hablar de la seguridad y alojamiento de archivos en la nube. Hoy en día existen plataformas que nos ofrecen la posibilidad de almacenar nuestros documentos en la nube y hay que tener ciertas normas de seguridad para proteger esos datos, seamos una empresa o un particular. Las empresas utilizan la nube como diferentes modelos de servicio: (software como servicio, plataforma como servicio e infraestructura como servicio) y modelos de despliegue (privada, pública, híbrida, y comunitaria).

Algunos de los problemas que nos podemos encontrar son asociados con la computación en la nube, dividiéndose en dos grandes categorías: problemas a los que se enfrentan los proveedores de la nube y problemas de seguridad enfrentados por los clientes. La responsabilidad es de los dos lados, sin embargo: el proveedor debe asegurar que la infraestructura que ofrece sea segura y que la información de sus clientes estará a salvo, los usuarios, por su parte, deben tomar medidas para fortalecer su aplicación y utilizar contraseñas fuertes y medidas de autenticación.

Cuando una empresa elige una nube pública para almacenar datos o para hospedar su app, pierde la habilidad de tener acceso físico a los servidores que almacenan la información. El problema de subir esta información a una nube es que está en riesgo potencial de ser víctima de ataques internos.

Los ataques internos son la tercera mayor amenaza en la nube. Por eso, los proveedores del servicio de la nube deben dar seguridad a través de chequeos realizados por los empleados que tienen acceso físico a los servidores en el centro de datos.

Os queremos aconsejar 5 puntos de seguridad en la nube:

Las contraseñas son uno de los puntos fundamentales en cuestión de seguridad, nunca se han de utilizar claves fáciles y sencillas. Es fundamental que las contraseñas sean largas de al menos 8 caracteres, que incluyan minúsculas, mayúsculas, números y caracteres no alfanuméricos. Decimos esto porque en un informe de SplashData desveló que entre las claves más habituales se siguen utilizando, 12345678, abc123 o 123123.

Clasificar y limitar toda la información que subamos a la nube, de manera que los archivos que se consideren muy importantes, es mejor utilizar otros métodos de almacenamiento para alojarlos, como discos duros portátiles. Está claro que realizar un sencillo ejercicio de clasificación de los datos relevantes puede ahorrarnos muchos problemas en caso de un ataque o de una fuga de información.

Si se utiliza una plataforma de Cloud, hay que asumir que el contenido que se sube dejará de ser totalmente privado, por lo que es recomendable encriptarlo antes de enviarlo. Las plataformas de Apple y Google ya anunciaron en sus respectivos servicios que comenzarán a encriptar la información.

Nunca dejar la configuración que nos viene en la nube por defecto. Poner atención cuando se aceptan las condiciones y no olvidarse de esto. Lo más recomendable es meternos después en la configuración y modificar los parámetros necesarios.

Para disminuir el riesgo de tener malware/troyanos en los dispositivos y que puedan robar los datos de un usuario, es conveniente tener un software antivirus y chequear que se actualice regularmente. Utilizar un software específico acorde a las necesidades y mantenerlo actualizado en todos los dispositivos es un requisito básico a la hora de evitar cualquier brecha de seguridad.

En Nuami ofrecemos un servicio de mantenimiento informático que se caracteriza por ser un mantenimiento preventivo. Para ello hemos creado unos servicios de mantenimientos informáticos que se adaptan a las necesidades de cada usuario. No dudéis en consultarnos cualquier pregunta que os pueda surgir.